El tiempo no vuelve.

“Sol gira al revés quiero volverla a ver, una vez más antes de olvidar (…)”1

A veces ¿no desearían que el sol pudiera girar al revés para retroceder quizá unas horas, o probablemente toda una vida?.

Quizá me gustaría retroceder unas horas antes para coger probablemente otro bus, o probablemente me gustaría retroceder unos once meses atrás y tomarla de la mano una vez más mientras que le besaba la frente y me despedía de ella con un te amo, esperando que fuese el día siguiente para volver a aquel hospital y verla de nuevo, o probablemente me gustaría volver diez años antes y no haber descubierto el poder que tengo, probablemente hubiese intentado  no estar tan sola, y así no hubiera descubierto ese refugio en el arte, probablemente ni hubiese llegado tarde hoy a ese sitio, si no hubiese sido por el camino que decidí escoger.

Mire, le admito, yo solía decir que “siempre llegaba tarde a todo” o bueno aun lo sigo diciendo (y haciendo), pero hoy por primera vez no quería hacerlo, tampoco quería hacerlo ese día de diciembre, pero las cosas a veces pasan por algo, ¿no? o eso dice mi hermana y todo el mundo, quizá este no era mi día, ni mi oportunidad, o quien sabe, que tal tampoco sea mi vida.

Pero es inevitable no pensar en “¿Que hubiese sucedido si hubiese salido más temprano?, ¿Si hubiese cogido otra ruta?, ¿si me hubiera ido a verle ayer?, ¿Si no hubiera nacido?, ¿Si tan solo hubiese tenido más tiempo? ¿si le hubiera dicho por ultima vez “te amo” y le hubiera besado como nunca?, y demás preguntas absurdas que solo uno se pregunta mientras esta sola esperando que pase otro autobús para regresar a casa, mordiéndote los labios y clavándote la uña de pulgar en el indice, intentando ser fuerte y que no se te resbalen las malditas lagrimas por el rostro en plena décima, y te repites muchas veces ¿por qué a mi? y otras veces solamente ya ni piensas, y mientras dejas de hacerlo instantáneamente, sientes como se humedece tus ojos, y de ellos resbalan unas lagrimas por el rostro corriéndote el rimel que te aplicaste con tanta calma en la mañana antes de desayunar. Y luego deseas correr a otro baño para esconderte a llorar, pero luego me pregunto ¿por qué tengo que esconderme a llorar? como si los demás no lo hubiese hecho nunca, ¿Cuándo en sus vidas “dichosas y placenteras” se esconden para sonreír?, ¿Cuándo se encierran para sonrojarse a solas?, y entonces sigue en mi cabeza retumbando el ¿por qué no puedo llorar en paz?, ¿es que acaso no soy humana como él que esta leyendo esto?, probablemente hoy no tuvo un mal día, lo se, pero tenga consideración que para mi hoy no fue un buen día.

“Y me siento como quien sabe llorar todavía a mi edad, y agradezco siempre a quien sabe llorar de noche a mi edad (…)”2

Mire, algo que yo odie en la vida es que me digan “No llore Melissa, que llorando no se solucionan las cosas”, 0 “¿Quiere que le de una verdadera razón para llorar?”; para mi, frases de ese tipo no tienen cabida, creo que a uno como humano no le pueden prohibir llorar; somos seres sensibles, somos seres humano como todos, o bueno como los que le dicen esas patéticas frases a uno; sinceramente yo pienso que a uno no le pueden prohibir sentir, ya sea sentirse feliz, triste, enamorada, llena de rabia, etc… uno es quien es y nunca esta exento de las emociones, las emociones estarán ligadas con nosotros en cada momento, y no entiendo entonces ¿por qué a la gente no se le prohíbe entonces sonreír? o bueno, pienso yo, que quizá la gente no lo “prohíbe” porque “se ve bien”, bueno pues no siempre cuando se sonríe se siente feliz, muchas veces la gente miente, pero creo que no hay nada más puro que el llanto de alguien, ese llanto que es desde lo más profundo de nuestro ser, que nos saca a gritos ese dolor que tenemos en el pecho y ese nudo que se nos hace en la garganta, ese llanto que usted y yo intentamos ocultar cuando estamos en casa tapándonos la boca con una almohada o en dado caso con nuestra misma mano para que nadie nos escuche, y aun no entiendo ¿por qué lo hacemos?, ¿por qué ocultamos lo que en verdad sentimos? no sé, no sé por qué preferí encerrarme en aquel baño a llorar, pero sabe , yo aún no entiendo ¿por qué si lloramos somos débiles?, ¿quién dice que sentir es debilidad?, ¿Y bueno, reír entonces es fortaleza?.

“Soy un gran falso mientras finjo la alegría(…)”3

-Melissa Aguirre Naranjo
La artista de miel.

 

1.Silenciador, The Mills.
2.A mi edad, Tiziano Ferro.
3.A mi edad, Tiziano Ferro.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s